Almará – Caribe & Brewing (San Lorenzo, Santa Fe)

Para cerrar mi paseo por la ciudad de San Lorenzo, en la Provincia de Santa Fe, decidí cenar en el restaurante y bar Almará, ubicado a solo una cuadra del hostel donde me alojaba (Bvd. Urquiza 271)

Almará Caribe & Brewing es un restaurante/bar súper nuevo y con una propuesta diferente que me gustó mucho: lo mejor de la cultura caribeña a través de los tragos y algunas de las comidas del menú. Me senté en la terraza que armaron los mismos dueños en la vereda frente a un cartel luminoso con caretas “tikis”, de la cultura hawaiana.

Y si bien no soy muy de los tragos frutales, me tenté con una caipirinha de maracuyá bien colorida y refrescante. Pedí que me la prepararan livi18anita y la acompañé con unos tequeños, unos rollitos de masa hojaldrada rellenos de queso.

De a poco el local se iba llenando de gente, un público más que heterogéneo formado por familias, parejas, grupos de amigos… además de la terraza, Almará cuenta con un salón cerrado y un patio con la barra de fondo y en buena parte de la noche todas las mesas estuvieron ocupadas. ¡Parecía como si todo SanLo estuviese ahí esa noche de viernes!

De comida principal me pedí una veggie burger (con papas fritas) y una cerveza IPA, artesanal hecha en Rosario. Muy buena birra, amarga como debe ser y refrescante al mismo tiempo. Disfruté de la cena escuchando la música de fondo y pensando en todo lo que había hecho en dos días, cuando el calor me lo permitió.

Antes de irme, hablo un rato con Alan, uno de los dueños de Almará, quien me cuenta sobre los inicios del bar y algunos datos muy interesantes de la cultura Tiki! (la cual no sabía que existía).

Según sus palabras, Almará nació por un sueño que tenían él y dos socios más desde que empezaron a trabajar en gastronomía. Ellos querían tener su propio bar. Nunca creyeron que podrían cumplir ese sueño tan rápido. Y desde que lo lograron, están más que felices. Siempre buscando mejorar y aprender en el camino, pero también disfrutando del progreso y de lo conseguido.

Me llama mucho la atención el nombre, así que le pregunto a qué se debe… son las iniciales de los tres socios fundadores: Alan, Manuel y Ramiro. Si bien el segundo componente de este trinomio ya no está en la sociedad, decidieron mantener el nombre porque les gusta mucho y a la gente también.

La coctelería es lo que más destaca a Almará… y como la curiosidad es una de las virtudes de una periodista, quiero saber por qué los han “bautizado” con nombres llamativos o divertidos. La respuesta es muy simple: surgieron mediante un proceso de creatividad donde la idea es que los clientes jueguen y se diviertan un poco al momento de pedir los tragos.

Entre ellos podemos encontrar tragos con helado que se llaman Escarabajo, El Patrón, La Cubana o Lujuria y los exclusivos de Almará como Malditos Condenados, Antojo, Dulce Trinidad y Almará On Fire. ¡Muy creativos!

Más allá de lo que puedo observar en mi visita a Almará, quiero saber qué los diferencia de otras propuestas de la zona. Alan me dice que sin duda en lo que destacan es en la coctelería porque hay tragos para todos los gustos, incluyendo opciones con helado y frutas. ¡Hay cerca de 100 variedades en la carta!

La caipi de maracuyá que pedí tenía mucha fruta y estaba muy buena!

Claro que no podía quedarme sin saber más sobre la cultura Tiki y qué relación tiene con la coctelería. Todo comenzó cuando el estadounidense Ernest Raymond Beaumont-Gant viaja a la Polinesia y al regresar a su país se lleva consigo muchas recetas y costumbres de la isla. Posteriormente empieza a ofrecer los tragos en el Bar Don The Beachcomber. De esta manera es como lo “Tiki” llega a Occidente y luego se expande por diferentes lugares, ¡incluyendo un bar en San Lorenzo!

Lo heterogéneo de la clientela también es digno de destacar. Porque a medida que va pasando la hora el público cambia. Primero veo familias con niños y adolescentes, algunas parejas o grupos de amigos. Pero cuando ya estoy terminando la cena empiezan a llegar más grupos de amigos y amigas.

¡Es que en Almará hay lugar para todos! Con una capacidad para 290 personas entre el salón cubierto, el patio interno (donde está la barra) y el deck de madera en la vereda, cualquiera que vaya tendrá sitio para estar cómodo y bien atendido.

En cuánto a la decoración, se pueden ver las máscaras de la Polinesia en todos lados, así como también un guiño a lo caribeño, con palmeras y aves coloridas. Un dato interesante es que todo el diseño del local es casero, es decir, lo hicieron los propios dueños en los momentos en que la pandemia los obligó a cerrar sus puertas.

Pero ellos nunca bajaron los brazos y aprovecharon ese tiempo para embellecer el local, hacer varias artesanías (como las lámparas, las máscaras, los stencils de las paredes) y hasta construir un deck de madera en la vereda para que haya más capacidad y distanciamiento!

Almara San lorenzo
Detalles de la deco de Almará

Además de lo que cené en Almará, la carta ofrece otras opciones veggies: variedad de ensaladas, wok de vegetales con arroz, omelette especial y pizzas. Están trabajando en la carta de la nueva temporada y prometen tener más alternativas veggies porque cada vez más gente lo pide.

La calidez y la atención servicial son otras de las características que hacen a Almará un lugar recomendable para ir en cualquier momento de la semana (abren todos los días desde las 17 hasta las 2 o 3 de la madrugada). Y si bien todavía no estuve en el Caribe, sentada frente al cartel luminoso de máscaras Tiki y tomando una caipirinha de Maracuyá puedo decir que es lo más cerca de una playa caribeña que estuve en mi vida.

Lee la nota completa de Cómo ser vegetariana en San Lorenzo haciendo click en este link.

Imagen por defecto
Mil Recetas Vegetarianas

Aquí encontrarás diferentes recetas vegetarianas para preparar fácil y rápido.

Deja un comentario