Buñuelos de acelga

Podríamos decir que buñuelos o croquetas se pueden hacer casi con cualquier cosa (como sucede con las tartas o las tortillas) pero los de acelga son un “clásico” que me hacen acordar mucho a mi infancia ya que mi abuela, a quien he nombrado varias veces en este blog, le salen riquísimos. Y aunque siga su receta al pie de la letra nunca me quedan tan ricos como los de ella. Pero eso no me desanima a prepararlos… ¡son riquísimos!

Ingredientes:

  • 1 atado de acelga
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento
  • 1 diente de ajo
  • 3 huevos
  • ½ taza de harina
  • Aceite
  • Sal, orégano

Preparación:

  1. Lo primero y principal es limpiar bien las hojas de acelga y quitarle las pencas (que se pueden usar para otras recetas, nada se desperdicia).
  2. Cocina con un poco de agua y sal hasta que queden tiernas pero ten en cuenta que si las dejas mucho en agua caliente la cantidad se reducirá bastante.
  3. Pica la cebolla, el pimiento y el diente de ajo y saltea con un poco de aceite.
  4. Cuela las acelgas y corta lo más fino que puedas. Agrega al salteado, mezcla un poco y echa en un recipiente.
  5. Bate los huevos y vierte en la preparación, así como también el harina.
  6. La idea es que la mezcla sea algo líquida pero sin abusar para que sea más sencillo tomar con la cuchara.
  7. Fríe de a cucharadas en aceite bien caliente de ambos lados y deja que se escurran bien en papel de cocina. También se pueden hacer al horno, quedan más sequitas.

Te recomendamos que comas los buñuelos lo más calientes posibles… como entrante o como primer plato acompañado de alguna ensalada.

Imagen por defecto
Mil Recetas Vegetarianas
Aquí encontrarás diferentes recetas vegetarianas para preparar fácil y rápido.

Deja un comentario