Buñuelos de espinaca con queso roquefort

Después de “descubrir” que las espinacas se podían comer crudas en ensaladas dejé un poco de usarlas para otro tipo de recetas. Como tenía dos paquetes bastante grandes decidí usarlas en un almuerzo más “contundente”, por llamarla de alguna manera. Así surgieron estos buñuelos de espinaca con queso roquefort que también pueden hacer en versión tortilla si no tienen ganas de esperar a que se cocine cada croqueta. 

Ingredientes:

  • 2 paquetes de espinacas
  • 50 gramos de queso roquefort o azul
  • 3 huevos
  • 2 tazas de leche
  • 3 cucharadas de harina blanca
  • ½ taza de harina integral
  • 75 gramos de manteca
  • Aceite para freír (se puede hacer al horno)

Preparación:

  1. Lava bien las hojas de espinaca y quita los tallos (esto es lo que te llevará más tiempo de toda la receta).
  2. Cocina con agua y un poco de sal gruesa durante algunos minutos.
  3. Cuela y deja escurrir bien todo el agua.
  4. Derrite la manteca en un recipiente grande y añade el harina blanca y la leche para hacer una especie de salsa blanca. Condimenta a gusto.
  5. Añade las espinacas y remueve bien. Antes de que se enfríe agrega el queso roquefort en trozos pequeños.
  6. Deja unos minutos y añade de a poco el harina integral para que la masa te quede lo suficientemente cremosa para poder freír a cucharadas (si es líquida tendrás problemas para pasar al sartén) de ambos lados. Si se quieren hacer al horno, no olvidarse de aceitar un poco la tartera.
  7. Pasa por un papel absorbente para quitar el exceso de grasa y come lo más caliente posible. ¡Quedan muy ricas y el roquefort les aporta un sabor diferente!

¿Más recetas con espinacas? Pastel de patatas con espinaca y soja; salteado con brócoli y espinaca y budín de calabaza y espinaca.

Imagen por defecto
Mil Recetas Vegetarianas
Aquí encontrarás diferentes recetas vegetarianas para preparar fácil y rápido.

Deja un comentario