Café Tortoni – Av. De Mayo

Haciendo un recorrido por la famosa Avenida de Mayo, ingreso en varios bares notables, pero sin dudas, el más conocido y concurrido es el Café Tortoni, relacionado al tango y a la cultura popular de la Ciudad de Buenos Aires.

Comencé mi paseo por la Plaza de Mayo y pasé por dos establecimientos; el London City y la Junta de 1810… a solo 200 metros de este último se encuentra el “plato fuerte” entre los bares notables: el famoso Café Tortoni. Ya en la puerta uno puede sentir que ha viajado en el tiempo, con su techo verde con “picos” al estilo inglés como aún se conservan en la mayoría de las estaciones de trenes de la Provincia de Buenos Aires. Eso es lo único que podría considerarse británico, el resto de esta “casa fundada en 1858” como reza un cartel en la puerta, es francés, se lo mire por donde se lo mire.

Nos da la bienvenida, en plena vereda, la estatua del poeta y escritor de tango Horacio Ferrer, nacido en Montevideo pero nacionalizado argentino y conocido por componer, junto a Astor Piazzolla, nada menos que la “balada para un loco”…

Ya sé que estoy Piantao, piantao, piantao. Yo miro a Buenos Aires del nido de un gorrión. Y a vos te vi tan triste… ¡Vení, volá, sentí!

-Balada para un loco, Astor Piazzola y Horacio Ferrer-

Apenas atravesé la entrada del Café Tortoni retrocedí un siglo en el tiempo (o quizás más). Los vitrales en el techo, las mesas de mármol y las lámparas iluminando con poca nitidez el ambiente despertaron en mi una capacidad que no creía posible: pensar en blanco y negro. Aunque se trate de un bar muy famoso y frecuentado por turistas de todo el mundo, la atmósfera era muy tranquila, relajada, como perdida en el tiempo y el espacio.

Me pido un cortado en jarro, que me traen en una taza muy bien decorada con el nombre del lugar, y me dedico a observar a mi alrededor… y por supuesto a imaginar a ciertos personajes que lo frecuentaban en la ‘época dorada del tango’ como Carlos Gardel o Eladia Blazquez -que hasta tiene una sala con su nombre- y varios personajes importantes de nuestra literatura, como Alfonsina Storni -también tiene su sala- y Jorge Luis Borges.

Los encuentros literarios del Tortoni, conocidos como “La peña” atrajeron a muchos artistas entre las décadas del 20 y del 40… ¡Y yo estaba en ese mismo lugar, en esas mismas mesas, respirando ese mismo aire! Aunque debo confesar que no soy amante del tango, fue imposible no sentirme atrapada por las fascinantes historias que sucedieron en el Tortoni.

Con ese espíritu al son del 2X4 y de la poesía rondando por mi cabeza seguí caminando por la Avenida de Mayo, sin prestar atención al ruido de los autos y de los colectivos, como tampoco a la vorágine de la gente caminando a toda velocidad.

Dirección del Café Tortoni: Av. De Mayo 825. Abre todos los días de 8 a 1 hs.

Para leer la nota completa del recorrido por Avenida de Mayo y sus bares notables, haz click en el enlace.

Imagen por defecto
Mil Recetas Vegetarianas
Aquí encontrarás diferentes recetas vegetarianas para preparar fácil y rápido.

Deja un comentario