Ser vegetariano en…Capadocia: cuencos de barro, mucho té y desayunos agridulces

Partimos de Estambul en autobús con destino a la llamada ‘tierra de las chimeneas’… la experiencia en ese medio de transporte merece la pena ser contada. Para comenzar, una vez que arribas a la terminal de autobuses ingresas en una sala de espera donde te sirven té. Cuando subes al vehículo (que no tiene baño) y hace algunos kilómetros, un joven mozo te sirve nuevamente té. A lo largo del viaje -son casi 12 horas- hace algunas paradas y al regresar a la carretera, pasa el mismo muchacho con bandejas de… té. Y así todo se te hace más rápido, ideal si no puedes dormir, aunque los asientos sean cómodos.

Una vez que arribamos a Goreme y nos instalamos en nuestro hotel-cueva (nos sentimos como los hobbits pero en versión turca) disfrutamos de nuestro primer desayuno agridulce, el cual fue servido en la hermosa terraza del establecimiento y que nos permitía ver en el cielo a los coloridos globos. ¡En uno de ellos viajaríamos al día siguiente! (pero esa es otra historia).

Volviendo al desayuno, se trataba de una combinación algo extraña: café, té turco (como no podía ser de otra manera), patatas fritas, aceitunas negras, huevos revueltos y duros, pepinos, tomates, quesos, mermeladas, panes y zumo de naranja. Aunque en Argentina estamos acostumbrados al café con leche con medialunas, quiero decir que desde mi experiencia en Capadocia, ahora desayuno algo ‘salado’ en las mañanas.

Unas líneas se merece el encargado del hotel, quien muy amablemente nos consiguió Nutella cuando le dijimos que en nuestro país se comían más bien cosas dulces para desayunar.

Tras llenar nuestros estómagos y descansar un poco en nuestra pintoresca habitación, decidimos salir a pasear por Goreme, la ciudad más turística de Capadocia -que dicho sea de paso, Capadocia como lugar geográfico no existe, no aparece en los mapas-.

El mismo encargado del hotel nos había recomendado un restaurante muy cerca de allí (igual Goreme se recorre en media hora, son pocas cuadras), donde servían buenos menúes. No van a tener problemas para conseguir comida vegetariana, porque si bien hay mucho cordero o carne, las opciones veggies están presentes en todos lados.

Una experiencia que merece la pena disfrutar es comer en una cazuela de barro (le dicen ‘pottery’ en inglés) la cual llega a la mesa cerrada y tras un par de golpes dados por el camarero, se abre ‘como por arte de magia’ y el aroma y el vapor inunda todo. Es una especie de “guiso” que tiene verduras y una salsa de tomate más que deliciosa. Se suele acompañar con arroz y ensalada. Previo, no podía faltar la sopa de lentejas que ya había probado en Estambul y me había encantado.

Por la noche fuimos a una cena con espectáculo de bailes típicos, incluyendo los famosos derviches, dentro de una cueva, donde el menú era ‘libre’ y te servían todos platillos turcos y árabes.

Las berenjenas son las estrellas, así como también los pepinos y las aceitunas. Allí probamos el raki, una bebida con alcohol similar al Ouzo griego, con marcado gusto a anís (no fue de mi agrado, pero había que experimentar).

Los almuerzos posteriores fueron organizados dentro de los tours que hicimos (red tour por las formaciones de chimeneas y casas de palomas y green tour por la ciudad subterránea y la cueva de San Jorge) y comimos menúes que incluían la sopa, el pottery y un postre. En el recorrido por supuesto bebimos té de manzana y de granada y comimos delicias turcas.

Pero no crean que fue lo único que probamos: también fuimos a un restaurante en pleno centro de Goreme y ordenamos los famosos ‘pide’: un plan plano relleno con diferentes ingredientes (por supuesto con verduras en mi caso) que si bien parece que nos vamos a quedar con hambre… ¡Es bastante saciante! Se cocina en el fuego y es como una pizza alargada.

Fuente: Flickr (no me di cuenta de tomarle una foto a mi «pide» apenas lo sirvieron)

Para regresar a Estambul, otra vez la ‘ceremonia del té’ en el autobús. ¡Menos mal que hay varias paradas para ir al baño!

Imagen por defecto
Mil Recetas Vegetarianas
Aquí encontrarás diferentes recetas vegetarianas para preparar fácil y rápido.

Deja un comentario