Pencas gratinadas

“Nada se pierde, todo se transforma” es una frase del científico francés Antoine de Lavoissier y que sin dudas se puede aplicar a cualquier ámbito de la vida… sobre todo a la cocina. Eso fue lo que pasó cuando hice una receta con acelga y me quedaron las pencas…. ¡Se transformaron en pencas gratinadas! Un éxito que merece la pena probar, porque además de aprovechar toda la verdura, es super fácil de hacer.

Ingredientes:

  • pencas (las de un paquete o dos de acelga)
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 pote de crema de leche (nata líquida)
  • 1 cucharada de manteca (mantequilla)
  • queso rallado
  • aceite, sal, nuez moscada

Preparación:

  1. Lava las pencas y cocínalas en agua con un poco de sal para que se ablanden (también se pueden cocinar al vapor)
  2. Pica la cebolla y el ajo.
  3. Derrite la manteca y añade ambos ingredientes.
  4. Cuando estén dorados vierte la crema y condimenta con sal y nuez moscada. Se le puede echar una cucharada de maicena o harina para espesar.
  5. Cuela las pencas y reserva para que se enfríen un poco.
  6. En una fuente para horno con un poco de aceite, haz una base de pencas.
  7. Vuelca la crema y esparce por toda la fuente.
  8. Ralla una buena cantidad de queso por encima y lleva al horno.
  9. Cocina hasta que el queso se haya gratinado… ¡Y todos a la mesa!

Otra alternativa para los tallos de acelga: pencas rellenas con queso. ¡Son deliciosas!

Imagen por defecto
Mil Recetas Vegetarianas
Aquí encontrarás diferentes recetas vegetarianas para preparar fácil y rápido.

Deja un comentario