Vivanco – Tigre

Un jueves de enero decidí recorrer la ciudad de Tigre, empezando por su famoso Puerto de Frutos y luego haciendo un paseo en lancha por el río… para el mediodía ya estaba famélica, por suerte tenía una reserva en el restaurante Vivanco, con unas excelentes vistas y ubicado en una antigua casona de la aristocracia del siglo pasado.

Al ingresar a Vivanco nos encontramos con un gran salón, muy luminoso debido a sus enormes ventanales y una atmósfera bastante relajada. Era momento de almuerzo para oficinistas de la zona, aunque también durante las noches o fines de semana hay comensales de otras localidades.

Si bien estaba cerrado al público, subí al primer piso (por una antigua escalera de madera levemente iluminada por un vitreaux de la Sociedad Italiana) y a su hermoso balcón terraza, donde se podía observar el río, y por qué no, imaginar cómo sería pasar largas temporadas en una vivienda frente al río.

Vistas al río desde el balcón de Vivanco
El hermoso balcón de Vivanco

El menú para este hermoso día en Tigre fueron ensaladas: una marroquí para mi y una mediterránea para mi amiga Claudia, quien me acompañaba en el paseo. La primera tenía cuscús, cebolla morada, tomates cherrys, rúcula, pimientos asados y tofu con salsa teriyaki. La segunda estaba compuesta por arroz yamaní, berenjenas, choclo, porotos negros, tomates asados y tofu.

Vale la pena decir que la receta ´original´ de estos platos viene con salmón y pollo -respectivamente- pero se puede pedir con tofu como reemplazo y convertirlos en vegetarianos. Los acompañamos con una limonada con jengibre y menta y para el postre, una ensalada de frutas, deliciosa, refrescante y perfecta para el verano.

Al terminar de almorzar salimos de Vivanco y nos llamó mucho la atención una construcción que hay detrás de la casona, con una torre y pequeñas ventanas, el símbolo de los Juegos Olímpicos y el nombre de Capozzo y Guerrero, ganadores de una medalla dorada en Remo en Helsinski 1952.

Un poco de historia: El restaurante Vivanco se encuentra en el predio que pertenece al Club Canottieri Italiani, fundado en 1910. La quinta donde hoy podemos disfrutar de almuerzos, cenas y eventos fue adquirida posteriormente y tiene una hermosa terraza con vistas al río, además de una escalera de madera antigua con un hermoso vitraux con el escudo del club.

Como curiosa (y periodista deportivo fanática de los Juegos Olímpicos) que soy, quise saber un poco más de este lugar. Resulta que Tranquilo Capozzo pertenecía al club Cannotieri y podría decirse que desde allí salió la dupla que nos daría a Argentina una de las pocas preseas doradas de la historia olímpica (al menos antes de la seguidilla de primeros puestos en las últimas ediciones).

Uno de los laterales de la casona, hoy VIVANCO.

Ubicación del Restaurante Vivanco: Gral. Bartolomé Mitre 74 – Tigre.

Lee la reseña del paseo por Tigre haciendo click en el enlace.

Imagen por defecto
Mil Recetas Vegetarianas
Aquí encontrarás diferentes recetas vegetarianas para preparar fácil y rápido.

Deja un comentario